Cómo pronosticar empates en el fútbol

Cómo pronosticar empates en el fútbol, Oct 21 '17

Aproximadamente el 26 % de los partidos de la Premier League terminaron en tablas entre 2006 y 2016. El resultado de empate más probable fue el 1-1 (42 % de todos los empates), seguido de los partidos sin goles (32 %) y del 2-2 (22 %).

Por tanto, los empates constituyen alrededor de un cuarto de los resultados en un partido de la Premier League a lo largo de una temporada y también son un componente importante de las apuestas realizadas en los mercados de apuestas con hándicap.

Lógicamente, es más probable que se produzca un empate entre dos equipos con una capacidad relativamente similar, una vez que se haya tenido en cuenta el estadio al realizar los cálculos.

Normalmente, un aspirante al título que reciba a un equipo de la zona baja tendrá una probabilidad implícita de empate del 14 %, mientras que dos equipos de mitad de la clasificación, por su parte, verán que las probabilidades aumentan hasta alrededor del 30 %.

Esto se puede confirmar aplicando la distribución de Poisson (tan ampliamente utilizada) a dos equipos elegidos que teóricamente estén igualados.

Aunque un enfoque puro de Poisson subestima ligeramente la posibilidad de que se produzca un empate en el fútbol (por lo que necesita un ajuste), la metodología es relativamente sencilla.

 

Cálculo de las probabilidades de empate en la Premier League


Vamos a considerar un partido de la Premier League entre dos equipos equiparados en el que se espera que se marque un promedio de 2,5 goles. En esta situación, cada equipo marcará un promedio de 1,25 goles por partido contra el otro.


La distribución de Poisson indica que ambos equipos tienen una probabilidad del 29 % de no marcar, por tanto la probabilidad no ajustada de que el partido termine con un empate sin goles se calcula multiplicando esas dos probabilidades.

0,29 * 0,29 = 0,08

Un empate a uno, según datos reales de la Premier League, tiene una probabilidad mayor de producirse, casi de un 13 %.
Una vez calculadas estas cifras para todos los resultados de empate posibles, las probabilidades de un 0-0, 1-1, 2-2, etcétera, se pueden sumar para obtener la probabilidad total de empate en un partido típico de la Premier League entre dos equipos igualados.


En este ejemplo y sin ninguna corrección para explicar la pequeña desviación de la realidad de la distribución de Poisson, se pronostica que se producirá un empate alrededor del 27 % de las ocasiones. Si la tendencia de que un partido entre equipos equiparados termine en empate se aprecia fácilmente, los perfiles de probabilidad de marcar de ambos equipos son a menudo un factor que se pasa por alto a la hora de pronosticar empates.
Una cifra menor de total de goles pronosticados en un partido conduce inevitablemente a una probabilidad mayor de que cada equipo tenga marcadores individuales más bajos.

La probabilidad de que un equipo no consiga marcar en un entorno con menos goles, en el que el total de goles esperado en un partido igualado es de solo 2,2, aumenta de 0,29 en el caso anterior a más de 0,33.
Esto, a su vez, incrementa la probabilidad de que el partido termine 0-0, pasando de 0,08 a 0,11, y la probabilidad acumulada sin ajustar de que se produzca un empate aumenta a más de 0,29.
Por tanto, seleccionar partidos que tengan más probabilidades de terminar en empate nos conducen inevitablemente a equipos de calidad similar y que quizás tiendan a ser buenos en defensa, aunque carezcan de un buen ataque.

Cómo pronosticar qué partido terminará en empate


Sin embargo, ser capaz de identificar esa posibilidad de empate no es una garantía de que esta probabilidad aumentada de terminar en tablas no haya sido incluida adecuadamente en el precio disponible.
También es importante tener en cuenta que un equipo cuyo rendimiento se sitúa en los extremos, incluso durante el transcurso de una temporada, puede llegar a ser menos extremo en el futuro.

Puede que un equipo parezca especialista en empates, debido en parte a su participación en partidos con pocos goles, pero quizás se sobrestime la duración de este aspecto y puede que los empates futuros parezcan tener valor, cuando en realidad no lo hay.
Los equipos de la Premier League que cosecharon más empates durante una temporada entre 2006 y 2016 fueron normalmente equipos de mitad de la clasificación, como el Stoke, el West Brom y el Aston Villa. En conjunto, obtuvieron una media de casi 16 empates por temporada, en comparación con la media de la liga durante ese periodo, que se sitúa ligeramente por debajo de 10.

Sin embargo, en la temporada siguiente el número de empates conseguidos por estos especialistas potenciales en empates cayó de 16 a una cifra ligeramente por encima de 10, es decir, muy cercana a la media de la liga.
Algo parecido ocurrió con los equipos que suelen obtener buenos resultados, como el Manchester City, el Manchester United, el Tottenham y el Chelsea, quienes parecieron evitar los empates como resultado final del partido.
De empatar una media inferior a los cinco partidos cada uno por temporada en una campaña, todos experimentaron también un retroceso en la temporada siguiente y promediaron ocho empates entre ellos, una cifra más cercana a la media de 10 empates de la liga.

Resulta fundamental comprender los factores que pueden contribuir a los partidos con empate en el fútbol, aunque siempre se debe considerar la regresión hacia una media menos extrema. Además, a medida que se acerca el clímax de la temporada, también merece la pena tener en cuenta las ocasiones en las que un empate es mutuamente beneficioso para los dos equipos, especialmente en la máxima categoría italiana.

« Regresar a Opinión