discussion_post_title_1525037642

¿Cuánto vale realmente una apuesta gratuita?, Abr 30

¿Por qué las casas de apuestas ofrecen apuestas gratuitas?

¿Es una apuesta gratuita un gesto de buena voluntad? ¿Es la manera que tiene una casa de apuestas de agradecerte tu elección de apostar a través de ella? En absoluto. Las apuestas gratuitas, las ofertas de bonos y otras promociones son simplemente un modo de atraer nuevos clientes en masa usando incentivos de bajo riesgo.


¿Cómo funcionan las apuestas gratuitas?

El tipo más común y conocido de apuesta gratuita en oferta es la clásica apuesta gratuita «sin riesgo». No obstante, esta oferta contradictoria nunca constituye una jugada sin riesgos para el apostante. Para poder realizarla, debes ser un cliente nuevo sin historial de cuentas, y no puedes vivir en el mismo domicilio que otro titular de cuentas.

Cuando hayas firmado y aceptado los interminables términos y condiciones, deberás depositar un importe determinado y apostar dicho importe con cuotas por encima de un umbral concreto (por lo general 1,50, y a veces 2,0) antes de recibir el mismo importe que hayas depositado como apuesta gratuita; obviamente, las casas de apuestas que usan este tipo de oferta no creen que una apuesta con cuotas de 1,50 o superiores se califique como riesgo. 

Por si fuera poco, la mayoría de casas de apuestas ponen en práctica requisitos de renovación: si ganas después de usar tu apuesta gratuita, debes apostar por la cantidad original depositada (que puede ser hasta 10 veces tu depósito) antes de poder retirar cualquier ganancia.

Por ejemplo, para poder aprovechar una oferta de apuesta gratuita de 10 € que esté vigente en ese momento, debes depositar 10 € de tu propio dinero y apostar la cantidad de la apuesta gratuita hasta 100 € de apuestas (posiblemente más) con cuotas por encima de un umbral determinado antes de poder retirar dinero alguno.


Bonos de depósito

Además de la apuesta gratuita «sin riesgo», algunas casas de apuestas ofrecerán lo que parece ser un lucrativo bono de depósito que puede ir de 10 a 250 €. Se trata de una promoción que usan todas las casas de apuestas en sus campañas de promoción, pero los apostantes harán bien en leer la letra pequeña.

Si echamos un vistazo más de cerca a una oferta de bono de depósito de 200 € de una casa de apuestas, veremos por qué no ofrece ningún valor real. Para resumir, la oferta de bono desglosa en segmentos de depósitos máximos que la casa de apuestas iguala: lo más que puede depositar un apostante de una sola vez, y conseguir el mismo bono, es 50 €.

Esto significa que para aprovechar los 200 € anunciados debes depositar 200 € de tu propio dinero en cuatro depósitos independientes de 50 € cada uno. Cada una de estas partidas de 50 € debe apostarse con cuotas por encima de 1,50 antes de poder activar el siguiente bono.

También es importante señalar que solo se abonará en tu cuenta el beneficio (no la cantidad original también) de cada ganancia obtenida cuando se use el bono ofrecido: si apuestas tus 50 € de bono de depósito con cuotas de 2,0, en lugar de obtener los 100 € de la apuesta ganada, solo te darán los 50 € del beneficio.


Cuotas mejoradas

Otra oferta destacada que usan las casas de apuestas son las cuotas especiales mejoradas para eventos concretos. Estas cuotas exageradas, a veces de 51,00 en lugar de 1,50, pueden considerarse de gran valor, pero desde luego, siempre hay que mirar más allá. 

Como ejemplo de una oferta de cuotas mejoradas real es la victoria del Manchester City sobre el West Ham con cuotas de 29,0. Teniendo en cuenta que las cuotas reales para ese partido eran de 1,26, no sorprende que este tipo de ofertas obtengan mucha atención.

Cuando descubres que la apuesta máxima es 1 € y que todas las ganancias se pagan en apuestas gratuitas, la oferta deja de ser tan atrayente.


Seguro de acumulador y retirada de dinero

El seguro de acumulador y la retirada de dinero son innovaciones de productos que se dirigen a los apostantes con la promesa de mayor control, pero se trata de opciones adicionales que tienen primas muy altas. 

Las ofertas de retirada de dinero nunca reflejan las cuotas reales en juego durante un evento y los posibles beneficios del seguro de acumulador (te devuelve la apuesta si una selección no gana, normalmente en un mínimo de un múltiple de seis selecciones) se ven desplazados por los márgenes aumentados que los apostantes se ven obligados a aceptar.

Aunque no pertenecen al mismo grupo de los incentivos para nuevos clientes, ambas promociones funcionan ocultando el valor real bajo una fachada de incentivo o control.


La carrera armamentística de las promociones

Las promociones descritas son comunes a muchas casas de apuestas en un mercado que cada día está más saturado. Muchas casas de apuestas compiten hoy en día unas contra otras, intentando crear ofertas más atrayentes que puedan engañar a los apostantes haciéndoles pensar que obtienen algo a cambio de nada. 

Los apostantes caen en lo que resulta ser la carrera armamentística de las promociones en la que todas las casas de apuestas parten de la misma premisa básica y la presentan en un nuevo y más hermoso envoltorio para que sea más atractiva. 

El problema es que las casas de apuestas que ofrecen estos incentivos no saben gestionar a los clientes que saben lo que hacen. En cuanto encuentres valor y aproveches cualquiera de estas ofertas, te bloquearán por «abuso de bonos».

Devolverte el dinero en forma de apuestas gratuitas y los pagos anticipados son solo algunos ejemplos de las últimas variantes de las ofertas promocionales tradicionales que sirven las casas de apuestas a medida que pasan de lo que es su función principal de aceptar apuestas y gastan más energía en promocionarse.

Igual que las que existieron antes que ellas, se trata de promociones que ofrecen a los clientes muy poco o ningún valor, ya que simplemente se colocan para que te apuntes y apuestes con márgenes exagerados.



« Regresar a Opinión